CUADERNOS DE REGATA (2ª entrega)

Por si no tuviéramos poco con trimar 2 velas, va y a algún figura se le ocurre inventar el spinnaker. ¿Verdad que da pereza sacarlo? Pues no os preocupéis porque en esta segunda entrega de los “Cuadernos de Regata”, Guerrillasailing os va a dar unos buenos consejos para dominar esta maniobra.

Atended bien a esta segunda entrega de los «Cuadernos de Regata» porque, a partir de ahora, vais a ser ¡los Reyes del Spi!

1.2.- Izada del Spinnaker

Aclaraciones previas: Según estudios científicos, el subconsciente de la tripulación hace que, ante la poco atractiva idea de sacar el spi, poco a poco la bolsa que lo contiene se va arrinconando (no se sabe muy bien como) y termina convirtiéndose en un cómodo cojín dentro de algún camarote. De esta forma, en el momento de sacarlo, el spi está tan escondido y camuflado que cuando por fin se encuentra ya es demasiado tarde y no hace falta. Al final el subconsciente se ha salido con la suya, pero hemos caído estrepitosamente en la clasificación.

Consejo: Preparad la maniobra antes de salir y vigilad bien que nadie se apropie de la bolsa para echarse la siesta.

  • Paso 1: Convencer a esa pandilla de vagos

Por fin has hecho un salida decente, la ceñida (rumbo contra el viento) ha sido buena, incluso adelantando a varios competidores, estás entre los de delante y se acerca la boya que dará paso al rumbo a favor del viento y con él…EL SPI.

Miras a la tripulación, hay uno tumbado en proa, un par tomando cervezas con los pies colgados en la banda, otro saboreando un huesito. Como que muchas ganas de currar no hay. Incluso en el fondo a ti también te da pereza, has visto todos esos videos de barcos volcando, con el spi en el agua, y piensas: “para qué tengo que complicarme la vida? con lo tranquilo que voy”. Pero no, sabes que como no lo ices, todos los barcos que tanto trabajo te ha costado adelantar, ahora te van a pasar sin apenas esfuerzo y vas a terminar con los últimos. Así que ¡adelante!:

– Patrón: Venga, vamos a sacar el spi.

– Táctico: Me parece una idea genial. (*)

– Tripulante 2: Tu verás, tu eres el Patrón

– Tripulante 1: ¿Me da tiempo a fumarme un cigarrito?

– Patrón: NO (con rotundidad)

– Tripulante 2: A saber dónde estará…

Atención, momento crítico. Si no has hecho caso del consejo del principio, aquí se puede fastidiar la maniobra, pero si lo has seguido, pasará esto:

– Patrón: Está bajando la escalera, justo debajo de la mesa del salón. Venga espabila!

  • Paso 2: Cuanto cabo!

Ahora ya tienes la bolsa con el spi en cubierta, pero ahora llegan las dudas sobre cómo montarlo. Tampoco le dediques demasiado tiempo a esta etapa, total, lo vas a montar mal de todas formas. Es probable que detectes un cabo que pasa por donde no debía y pienses “¡Eureka, ya he dado con el fallo!”, da igual, seguro que hay otro error.

Cuanto antes pasemos a la siguiente fase, mejor.

  • Paso 3: Mierda!, está mal

Una vez montado el spi (Paso 2), pones el barco de forma que le entre el viento por la popa y en esta posición, comienzas a izarlo:

– Patrón: ¿Está ya bien montado?
– Táctico: Sí, ya está listo. (*)
– Tripulante 2: Tú eres el patrón, si dices que está, pues estará.
– Patrón: Venga pues arriba con él.

Es muy importante que este primer intento se haga poco a poco, de manera suave y, sobretodo reversible. Recuerda del Paso 2, hay algún cabo montado por donde no debe, todavía no sabes cuál es pero pronto lo sabrás y tendrás que deshacer la maniobra.

– Patrón: Mierda, está mal. Parad y bajarlo de nuevo que la driza debe ir por fuera del candelero, no por dentro (por ejemplo, pero puede ser cualquier otro error).
– Tripulante 2: Ya lo decía yo, si es que no me hacéis caso.

  • Paso 4: Izada, subidón y a correr

Ahora sí, has arreglado el enredo, ya lo tienes todo bien preparado, lo izas con decisión, el spi se infla (como mola) y el barco pega un acelerón. ¡Agárrate que te caes!

Disfruta el momento porque en breve tendrás que TRASLUCHAR (cha-chan!)

(*) Ver comentario en la 1ª Entrega acerca de la función del Táctico

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.